Orense, Galicia
1989
monasterio de oseira
Los trabajos de restauración en Santa María la Real, un monasterio de enormes dimensiones en la localidad de Oseira, se prolongaron en diferentes fases a lo largo de más de cinco décadas.

La importancia del monasterio de Santa María la Real llegó a ser tan grande que en el siglo XVI, cuando alcanzó una superficie de 46000 metros cuadrados, se le conocía como el Escorial gallego. Fundado en 1137 por el rey Alfonso VII, fue uno de los primeros monasterios cistercienses en España. Su iglesia, de tres naves, es románica de transición y su sala capitular, de originales columnas que asemejan palmeras, un excelente ejemplo de gótico flamígero del siglo XV. Destacan en el exterior tanto del monasterio como del templo las características torres labradas del barroco gallego.
La ruina del monasterio arranca con la primera gran desamortización de la historia de España, Mendizábal (1836). Con la llegada desde Francia de una comunidad de monjes cistercienses en 1930 empiezan poco a poco unos  trabajos de recuperación que durarán décadas. Hasta 1950 se habilita el albergue para la comunidad. Entre 1950 y 1959 se reconstruyen los campanarios, torreón, sala capitular y escalera de honor. Desde 1966 comienzan a llegar subvenciones de la Dirección General de Bellas Artes y de las sucesivas  administraciones  públicas, que se traducen en la definitiva restauración de los tres claustros, refectorio, biblioteca, escalera de los obispos, hospedería, dormitorio de ancianos y en la apertura del Museo de Piedra.

 


Motivo del galardón: En atención a la ingente labor restauradora del monasterio.


Tipología: Patrimonio religioso (monasterios y conventos)


Datación: Siglo XII


Propietario: Comunidad cisterciense de Oseira


Solicitante: Diputación provincial de Orense


Promotor: Dirección General de Bellas Artes, Ministerio de Obras Públicas


Técnico/Empresa constructora: Fernández Gago, Pons Sorolla, Ferrant


Uso actual: Religioso


Uso anterior: Abandono y religioso


Mapa