Burgos, Castilla y León
1996
condestables
Tras la restauración definitiva, que incluyó su sepulcro y retablos, la capilla de los Condestables, uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica florida castellana, recuperó todo su esplendor.

La capilla de la Purificación, también conocida como los Condestables, es una de las joyas de la catedral de Burgos. Fue mandada construir por la hija del marqués de Santillana y esposa del Condestable de Castilla, Doña Mencía de Mendoza entre 1482 y 1496. De la construcción se hizo cargo Simón de Colonia, nombrado obrero mayor de la catedral a la muerte de su padre Juan. La capilla es un excelente ejemplo de gótico florido castellano, en el que brilla con luz propia la espléndida bóveda en forma de estrella calada de ocho puntas. Es una obra de arte total pues cuenta asimismo con tres retablos de época, el impresionante sepulcro de los Condestables, sillería y rejería originales e incluso el órgano de época renacentista. La nómina de artistas que  trabajaron en ella es igualmente importante, destacando Gil y Diego de Siloé y Felipe Vigarny. Las obras de restauración se centraron en la limpieza y reestructuración de retablos y rejería, reintegración de elementos pétreos y limpieza de la sillería.

 


Motivo del galardón: Por la delicada restauración de una de las joyas de la catedral de Burgos.


Tipología: Patrimonio religioso (iglesias y capillas)


Datación: Siglo XV


Propietario: Cabildo Metropolitano de la Catedral de Burgos


Solicitante: Cabildo Metropolitano de la Catedral de Burgos


Promotor: Consejo de Europa, Ministerio de Cultura, Junta de Castilla y León, Amigos de la Catedral de Burgos, Cabildo Metropolitano de la Catedral de Burgos, privado (entidad)


Técnico/Empresa constructora: Dionisio Hernández Gil, Pío García-Escudero, Félix Adrián


Uso actual: Religioso


Uso anterior: Religioso


Mapa