Ciudad de Lugo, Galicia
1980
murallas romanas lugo
Este diploma de 1980 puso el foco en la grandeza de la muralla de Lugo, declarada veinte años después Patrimonio mundial por la Unesco.

La muralla romana de Lugo es la única en todo el territorio del Imperio romano que conserva íntegro su perímetro de 2.117 metros. A pesar de las reformas sufridas después de diecisiete siglos de historia, su aspecto y trazado originales, basados en las directrices de Vitrubio, se han mantenido inalterados. Constituyen por este motivo el mejor ejemplo vivo de fortificación del Bajo Imperio romano, con su planta rectangular de ángulos redondeados y sus más de setenta cubos o torres, construidos en lajas de pizarra, granito y otros materiales locales. La altura de los lienzos oscila entre los ocho y los diez metros, con un espesor medio aproximado de cuatro metros. Conserva diez puertas de acceso, cinco de época romana, y otras tantas de intervenciones posteriores, así como cuatro escaleras exteriores y dos rampas que dan acceso al adarve. Declarada Patrimonio Mundial en 2000, la muralla de Lucus Augusti estuvo cerca de la demolición en 1895, salvándose definitivamente en 1921 tras ser declarada monumento nacional. Hasta la obtención del diploma Europa Nostra, se eliminaron las torres de alta tensión situadas en los torreones, se derribaron las más de ciento treinta casas construidas sobre sus cubos, que fueron asimismo restaurados, se erradicó la vegetación parasitaria y se instaló iluminación monumental  indirecta.

 


Motivo del galardón: Por el acondicionamiento de su muralla, única de sus características que se conserva en el mundo.


Tipología: Patrimonio militar (murallas)


Datación: Siglo III


Solicitante: Ayuntamiento de Lugo


Promotor: Administración central y local


Técnico/Empresa constructora: Luis Enrique Pedrosa Roldán, Antonio González Trigo


Uso actual: Urbanismo


Uso anterior: Urbanismo


Mapa