Barcelona, Cataluña
2000
teatro liceo
El arquitecto responsable de la restauración del Liceo, Ignasi de Solà-Morales, falleció poco después de acabadas las obras. SSMM los reyes de España entregaron el galardón a su viuda.

El incendio del 31 de enero de 1994, que destruyó la sala y el escenario del Gran Teatre del LIceu, conmocionó profundamente a la sociedad barcelonesa y catalana. Con el objetivo de poder reconstruir, mejorar y ampliar este emblemático edificio se creó la Fundación del Gran Teatre del Liceu, y la Sociedad del Gran Teatre del Liceu cedió la propiedad al Consorci del Gran Teatre del Liceu, integrado exclusivamente por las administraciones públicas. El proyecto no sólo consistió en la reconstrucción del teatro, con una apariencia fiel al anterior, sino en su ampliación gracias a la expropiación de los solares vecinos de la Rambla, calle Sant Pau y calle Unió. Salvando toda una serie de dificultades, como el hallazgo de una monumental bolsa de agua en el subsuelo del solar que albergaba el teatro, el nuevo auditorio abrió nuevamente sus puertas 7 de octubre de 1999. Amén de la recuperación del auditorio, dotado de una infraestructura técnica muy avanzada, y su registro acústico, se habilitó un nuevo escenario, y se incorporaron mejoras en las zonas de acceso y circulación del público.

 


Motivo del galardón: El jurado internacional valoró la delicada y esmerada reconstrucción del Liceo, así como la fidelidad de la restauración y la moderna tecnología incorporada, para recobrar su preeminencia dentro del rico patrimonio musical europeo.


Tipología: Patrimonio civil (edificios singulares)


Datación: 1847


Propietario: Fundació del Gran Teatre del Liceu


Solicitante: Consorcio Santiago de Compostela


Promotor: Ministerio de Educación y Cultura, Generalitat  de Cataluña, Ayuntamiento y Diputación de Barcelona


Técnico/Empresa constructora: Ignasí de Solá-Morales, Lluís Dilmé, Xavier Fabré


Uso actual: Cultural


Uso anterior: Cultural


Mapa