Sardón del Duero, Valladolid
2013
ledomaine
Para solucionar los problemas de humedad, la rehabilitación ha incluido la instalación de un sistema de caldeamiento hipocáustico bajo el enlucido, evitando la intervención en los viejos muros del edificio.

En 1145, Doña Mayor, hija del Conde Ansúrez donó terras et vineas a la Iglesia, sobre las que se habría de levantar, un año más tarde, la Abadía premonstratense de Santa María de Retuerta.  La  orden  premonstratense  fue  fundada  en  1120  por  San  Norberto,  y  recibe  su nombre  de  su  sede  original  en  la  Abadía  de  Premontré. La abadía española nació, por consiguiente, como sucursal de la matriz francesa. Su  propósito  era practicar  la  vida  en  comunidad,  combinando  la meditación  con  las  actividades apostólicas. En 1661, el edificio fue parcialmente destruido en un incendio, y reconstruido en estilo barroco. El complejo se caracteriza por su buena fábrica de sillería de piedra maciza, en la que es todavía sencillo apreciar las diferencias entre el estilo románico y barroco, gracias a las dimensiones y acabado de la piedra, y al posicionamiento de las ventanas. Durante la Guerra de Independencia la abadía fue, junto a la de Santa María de la Vid, la única de su orden que sobrevivió a la destrucción napoleónica. El cenobio presenta una planta benedictina clásica con iglesia, claustro, refectorio, sala capitular y hospedería. La reforma de la abadía ha respetado su integridad casi milenaria manteniéndo, en la medida de lo posible, los usos monásticos originales de las diferentes estancias. Para ello, se desarrolló en profundidad una investigación histórica, acompañada de respetuosos trabajos de restauración y rehabilitación. Así, para solucionar los problemas de humedad sin tocar los paramentos, se resolvió instalar un sistema de caldeamiento hipocáustico bajo el enlucido. En el exterior la nueva abadía, reconvertida en hotel, ha situado un jardín museo de  acacia  roja  y  hormigón  compactado, en cuyo interior se instalan numerosas   esculturas  del  escultor  alemán  Ulrich Rückriem.

 


Motivo del galardón: El Jurado apreció la compleja restauración de este monumento del siglo XII, primera abadía premostratense de España, como modelo de reutilización de un edificio importante que perdió su función original y ha sido cuidadosamente adaptado a nuevas y sostenibles funciones.


Tipología: Patrimonio religioso (monasterios y conventos)


Datación: Siglo XII


Propietario: Abadía Retuerta le Domain


Solicitante: Andrés Araya


Promotor: Abadía Retuerta le Domain


Técnico/Empresa constructora: Marco Serra


Uso actual: Servicios


Uso anterior: Servicios


Mapa